Tendencias en corte, color y peinados para 2023

Tras la bienvenida a 2023, y sin ánimo de presionar, la primavera comienza a estar en la mente de todos y, por supuesto, en las tendencias en belleza. El denominador común está muy claro: iluminar el cabello. El pelo debe ser tratado igual que hacemos con nuestra piel y, por ello, es imprescindible que podamos someternos a una valoración con un equipo de expertos ya que no todo vale para todos.

Por ello, hemos revisado las propuestas del estilista Fran Galán y el equipo del salón The Beauty Concept Hair para analizar qué será tendencia en 2023.

Tendencias en color

Flash Lights

En color, se mantienen en el podio los castaños iluminados o Flash Lights, una técnica de coloración que consiste en aportar tonos de luz a una base castaña de forma híper natural, donde el mantenimiento tendrá por objetivo acentuar y cuidar el brillo del cabello ya que al ser un color totalmente integrado y tan sutil no requiere gran mantenimiento en casa. Con esta elección aportamos luz a las zonas más cercanas al rostro para destacar pómulos u ojos o incluso difuminar aquellos rasgos muy marcados.

Rubios Glow

Al igual que buscamos nuestra mejor versión con una piel luminosa y cuidada, el tono rubio glow busca recrear este efecto en nuestro cabello. Se trata de un rubio con matices dorados imitando un degradado producido por el sol, pero con un aspecto pulido, brillante y natural. Lo conseguimos mezclando varias técnicas donde jugamos a crear puntos de luz con el fin de armonizar del rostro.

Efecto “melting

Regresa con fuerza esta temporada, convertido en todo un clásico que no nos abandona gracias a su cómodo mantenimiento. Logra el efecto como si el color se derritiera lentamente de raíz a punta en un perfecto degradado. De ahí su cómodo mantenimiento al conservar la naturalidad del cabello en tonos como puede ser miel, avellanas, moca y todo aquel tono que conjugue con nuestra piel.

Es importante destacar que lo que vamos a aprender de la coloración durante esta primavera es cómo lucir una melena sana, cuidada e iluminada con la que resaltar al máximo su naturalidad.

Tendencias en corte

Corte bob

Todo color tiene que ir acompañado de un buen corte que lo eleve a su máximo esplendo. Y es aquí cuando el triunfante corte Bob -el más solicitado en las últimas temporadas- nunca deja de sorprendernos por la cantidad de versiones que se permite. Se caracteriza por su gran versatilidad y capacidad para favorecer a todo tipo de rostros gracias a sus diferentes largos.

Capas

No obstante, vienen con fuerza los cortes capeados que logran un gran movimiento, diferentes texturas y un volumen muy homenaje a los años 70, aunque siempre conservando la densidad de la melena.

Flequillos

Y en esta búsqueda del movimiento con el cabello no vamos (ni podemos) olvidar esta primavera un flequillo para coronar nuestro corte con el que realmente sentiremos un cambio importante en nuestro cabello, sobre todo, el flequillo estilo cortina y bastante despoblados (texturizados).

El flequillo más demandado es el Butterfly Haircut, que este año nos dejará jugar en muchas versiones para endulzar o aportar carácter al rostro.

Melenas XXL

La melena XXL se coloca en lugar de salida con solidez, aunque en una nueva versión resultado de la búsqueda de volumen y densidad con técnicas de texturizados y cortes limpios para simular cantidad limpiando aquellas puntas ya empobrecidas.

Y en cuanto a peinados…

Ondas glam

Todos estamos enloquecidos con las ondas fabulosas y perfectas de la serie Emily en París, unas Ondas Glam con raya en medio y perfectamente trabajadas hacia la misma dirección que parecen que encajan como un puzle, dándole ese glamur tan característico.

Efecto wet

Efecto wet o húmedo, peinados altamente pulidos ya sean en liso, coleta o semirrecogido donde realizamos un efecto lifting de nuestro rostro simulado un resultado húmedo conduciendo el cabello hacia atrás.

Rizos

Para los cabellos Curly que, en ocasiones, parecen olvidados en la búsqueda de textura. El consejo es potenciar el rizo con un difusor hasta que ese encrespamiento tome protagonismo por su aspecto desenfadado. Por último, una vez trabajado y texturizado se creará una onda con ayuda de unas tenacillas o cono extremadamente fino para potenciar alguna onda salteada y darle ese toque de perfección muy sutil, pero sin saturar: recordemos que la naturalidad está de moda.

Ir arriba