Reflejos y tonos capilares para dar la bienvenida al verano

Cuando buscamos un cambio de look lo mejor es un buen corte, o si no, un cambio de color. Las posibilidades son infinitas y las diversas técnicas que se emplean hoy en día permiten crear el tono que mejor se adapte a nuestro estilo y gustos, ya sean unas mechas foilyage para darle al cabello el efecto de los rayos de sol, o un iced blonde o un blorange. Paul Tudor y Ana Soriano, del salón David Künzle Fuencarral y Ana María Cabello, estilista del salón Menta Beauty Place, nos acercan algunos de los tonos más apetecibles que podemos probar, antes de la llegada del verano.

Los variados tipos de rubio son un clásico todos los años cuando nos vamos acercando al verano, pero para no caer en la monotonía, podemos probar con un blorange o incluso más fresa: “Este último tono, el rubio fresa, es sumamente sexy y atrevido, una mezcla de rubio y pelirrojo muy favorecedor en pieles claras y un poco pecosas. El blorange, que nace del rubio y el naranja, puede ser más o menos intenso y resalta en melenas que son rubias naturales o bastantes claras” – nos comenta Paul Tudor, director del salón David Künzle Fuencarral.

Cómo elegir los COLORES RUBIOS de pelo

Siguiendo con los rubios, el iced blonde o rubio hielo continúa siendo tendencia pese a que lleva de moda casi tres temporadas y con ligeras variaciones: “Un tono clarísimo de rubio, casi blanco, que da un aspecto “bajo cero” muy cool. Es un color que exige muchos cuidados y que debemos retocar como mínimo cada tres o cuatro semanas”. Otro tono arriesgado es el ahumado, en el que los cabellos grises cobran vida con pequeños destellos de azul: “El look es dramático, sutil y elegante, para mujeres con pocos complejos que apuestan por estilos diferentes”. O el arcoíris, mediante color melting, creando degradados de varios colores a lo largo de la melena: “Se utilizan tonos claros o brillantes que intentan imitar el arcoíris con azules, rosas, violetas o verdes, es arriesgado pero el resultado, resulta impresionante”.

Otro tono que llamará sin duda la atención es el rosa dorado, un color único y muy apetecible para aquellas mujeres a las que no les importa probar cosas nuevas: “Hay muchas variaciones que van desde los tonos más claros, hasta los más oscuros o metálicos. Básicamente, hay un rosa dorado para cada mujer”.

Tiger eye y balayage para melenas castañas y morenas

Después de muchas temporadas en que las castañas apostaban por el rubio, ahora se decantan por explorar su lado más oscuro, y es que una base castaña funciona perfectamente con unas balayage color caramelo que den dimensión y estilo a la melena: “La mejor opción para iluminar el cabello oscuro son unas mechas balayage en tonos caramelo o avellana que aportan luz y movimiento, aunque también podemos buscar tonalidades más gélidas como los brunette o marrones fríos” – nos cuenta Ana María Cabello, estilista del salón Menta Beauty Place.

Mechas balayage a mano alzada en tonos avellana de Menta Beauty Place
Mechas balayage a mano alzada en tonos avellana de Menta Beauty Place

Otros dos tonos a destacar son las balayage en tono chocolate con contouring tirando a miel (mejor en melenitas cortas por el efecto visual resultante), o directamente las mechas color miel, que combinan a la perfección con las bases oscuras: “Para las más atrevidas recomendamos mechas en tono cobrizo, que aunque son las menos buscadas, suelen quedar muy bien y favorecen mucho. Otras que también recomendamos para morenas son las balayage moka con tonalidades violeta, cobre y ceniza” – apunta Ana Soriano, codirectora de David Künzle Fuencarra. Las mujeres morenas que buscan una mayor claridad, suelen optar por el bronde, mezcla de marrón (brown) y rubio (blonde).

Inspiradas en los ojos de un tigre, las mechas tiger eye mezclan los tonos miel y caramelo con los marrones, ideales para mujeres castañas que quieren aportar un toque chic y elegante a su melena. En ocasiones, se pueden aplicar balayage incidiendo en medios y puntas: “Son perfectas si tienes el pelo moreno o castaño oscuro, pudiendo añadir reflejos avellana, dorados o miel a mano alzada. Además de iluminar el cabello, le aporta profundidad, dimensión y movimiento, de manera que parece con más volumen, un efecto que podemos aumentar si lo combinamos con ondas” – matiza Ana María Cabello.


También te puede interesar…

MECHAS AIRTOUCH: cómo se hacen paso a paso

Todo sobre las mechas FACE FRAMING

Las MECHAS en el CABELLO que no sabes diferenciar

¿Vuelven las mechas con gorro?

Ir arriba