Protocolo del cabello rubio

Una bonita melena rubia es sinónimo de glamour y belleza por influencia de muchas musas como Brigitte Bardot o Marilyn Monroe. Este tono de cabello dulcifica, rejuvenece y matiza las imperfecciones del rostro. No obstante el pelo rubio requiere cuidados especiales y desde Ma Belle Salon nos dan todas las claves para deslumbrar tanto a las rubias naturales como las que no.

  • El cabello rubio tiene una excesiva sensibilidad y permeabilidad a las agresiones externas. Es más receptivo a la contaminación, el polvo, el humo del tabaco, la cal, etc. Por lo que tiende a cambiar de color, a perder brillo y a deshidratarse.
  • Hay que utilizar productos específicos para cabellos rubios, cuyas fórmulas posean agentes que evitan que el color se quede opaco y con aspecto de paja. La clave es un champú sin sulfatos, nada agresivo y con propiedades antioxidantes y nutritivas.
  • Es recomendable lavarse el pelo dos o tres veces a la semana, aclararlo con agua tibia y escurrirlo bien. Aplícate un acondicionador de la misma gama para rubias en las puntas, deja que actúe durante 5 minutos para que, además de desenredar el pelo, cree una capa nutritiva y protectora en torno a la fibra capilar. Aclara de nuevo el cabello con agua tibia y finaliza con agua fría para cerrar la fibra. Al salir de la ducha, quítate la humedad con una toalla de microfibra que evita que el cabello se rompa.
  • Una vez a la semana cambia el champú de uso diario por uno a base de manzanilla. Es sabido desde siempre que esta planta aporta mucha luz sobre los cabellos rubios.
  • Los tintes debilitan el cabello. Los productos utilizados para la decoloración resecan la fibra capilar y dejan las cutículas más abiertas, perjudicando el brillo y la textura del pelo. Por eso, hay que cuidarlo con hidrataciones periódicas y con tratamientos específicos para recuperar la queratina perdida.
  • Una o dos veces a la semana ofrece a tu cabello una auténtica cura de hidratación. Cuando esté lavado y desenredado, escúrrelo y aplícale una mascarilla reparadora nutritiva. Haz que penetre por todo el cabello (evita la raíz) y deja que actúe un par de horas. Optimiza la acción del tratamiento enrollándolo en una toalla caliente. El calor ayudará a que el producto penetre en la fibra. Aclara de nuevo con agua tibia y finaliza con agua fría antes de escurrirlo y enrollarlo en una toalla. Si buscas más flexibilidad, usa un gloss sobre las puntas sin necesidad de aclarado.
  • No utilices el secador (salvo cuando sea indispensable), ni lo hagas con aire excesivamente caliente.
  • Los rubios más bonitos del mundo se consiguen con un Peeling Capilar. Es un tratamiento rejuvenecedor que ayuda a regenerar y revitalizar el cuero cabelludo mediante la exfoliación actuando como un tratamiento facial para el cuero cabelludo; devuelve la luminosidad y claridad perdida sin generar raíz. Perfecto para recuperar el rubio natural.
Ir arriba