Cómo reversionar el corte para la frescura del verano

Cuando empieza a apretar el calor no podemos evitar pensar en las vacaciones, en las terracitas y los baños de sol. Este nuevo estilo de vida nos invita a jugar con nuestra imagen, aunque no tiene por qué ser radical, con poco podemos darle un nuevo aire a nuestro look.

El pixie más divertido

«Las texturas y los detalles muestran diferentes personalidades de un mismo corte. En verano nos apetecen acabados más frescos, por eso en los pixies, dejaremos las puntas hacia afuera, lo despeinaremos ligeramente y reforzaremos las ondas, si las tenemos. También, lo peinaremos hacia atrás con un efecto wet que siempre es muy
sugerente o recurriremos a los complementos
, afirma M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera.

Bobs, entre la elegancia y el descaro

«Con aire, ahuecado y curvado para las ocasiones más formales, con las puntas desordenadas o hacia afuera, para las más divertidas. Peinado hacia atrás con un toque masculino y efecto mojado, recogido solo en un lado o en los dos con un acabado más school. El corte no es tan determinante como el modo de peinarlo.», asegura Rafael Bueno de Rafael Bueno Peluqueros.

Shags largos e intensos

«En verano buscamos un look más desenfadado, que nos facilite el peinado y que vaya bien para ir a trabajar o estar relajadamente en una terraza. Eso lo logramos con un shag, un corte a capas que no sacrifica la longitud y que, además, aporta mucho movimiento. Si nos apetece algo más elegante, ondularemos hacia atrás los mechones más próximos al rostro y dejaremos el resto liso.», explica M.ª José Llata de Peluquería Llata Carrera.

Ir arriba