8 secretos para el recogido perfecto

En tiempos de cambio y movimiento, cuando parece que el mundo está agitado y la realidad nos pone a prueba, está demostrado que lo sencillo triunfa y la tendencia navega hacia la recuperación de la naturalidad y la honestidad. Son valores que nos dan pureza, certeza y confianza cuando todo parece más negro que blanco. Todos estos principios esculpen también nuestra imagen, un reflejo exterior de un cambio interno, a su vez provocado por la revolución asociada a los últimos acontecimientos. La estética, como la cultura son expresión viva del cambio, se nutren de éste y remodelan las nuevas tendencias y la reaparición o innovación de diversos looks.

En esta ocasión, hablamos sobre recogidos, esa maravillosa elección que nos acompaña en nuestro día a día y suelen ser reflejo de nuestro estado de ánimo, o ir acorde con nuestro evento o cita. Una opción perfecta para miles de ocasiones, que actualmente triunfan, ya sean más simples o más elaborados, pero eso sí con tendencia a una versión naturalizada.

Hacer el recogido perfecto no es tarea fácil y supone todo un reto para el propio profesional. Se requieren conocimientos técnicos y muchas horas de práctica. Por eso hemos querido consultar a la experta andaluza Catalina Poza, directora de Peluquería Baype y formadora experta en recogidos con más de 20 años de expertise y un talento innato, para que nos cite los 8 mandamientos para obtener un recogido perfecto y una clienta satisfecha.

➀ Saber aconsejar a la clienta

Un profesional peluquero es en primer lugar un asesor de imagen. Por eso, antes que nada, debemos tener claro el rol de nuestra clienta en el evento al que va asistir para poder visualizar el peinado / recogido que mejor encaje para la ocasión. Pues no es lo mismo ser la novia, que la madrina o la invitada. O asistir a un evento de noche que a un cóctel de trabajo.

➁ Asesorar según el estilismo y fisonomía

Catalina insiste en que, además de recomendar según el tipo de evento, es clave prestar atención a los rasgos particulares del rostro de la clienta. Tras este estudio previo sabremos detectar que tipo de recogido, si más alto, más bajo o quizás más largo, va acorde con la persona. Solo así lograremos que la clienta se sienta única sin dejar de ser ella misma.

➂ Tendencias de la temporada

Una vez tenemos claro el evento, la fisonomía y el estilismo, toca revisar las tendencias y valorar con la clienta que tipo de peinado elegimos. Existen un sinfín de recogidos que van desde el moño clásico, pasando por las famosas trenzas y sus mil caras o los boho chic naturales, tan de moda.

➃ Elegir una o varias técnicas para realizar el recogido

Catalina nos recuerda que cada peinado tiene su propia técnica que el profesional debe dominar, además de tener en cuenta los pasos previos de preparación del cabello antes de iniciar el recogido.

➄ Accesorios

Los accesorios son también un punto clave en todo recogido. Es esencial pues, escoger los utensilios adecuados, como horquillas, gomas y clips, así como las herramientas necesarias, planchas, peines o tenazas, para poder realizar el peinado con éxito.

➅ Productos según cabello

La selección de los productos adecuados, tanto para la preparación como para la terminación, es también clave en el proceso, adaptando el tipo de producto según la propuesta de recogido y, por supuesto, en función del tipo de cabello, su estado y salud, sea fino o grueso, seco o más graso.

➆ Elaboración del recogido

Empieza el trabajo duro, paso a paso y meticulosamente. Secciones, capas, moldear cada mechón, sujeciones, un trabajo pulido que nos permita generar la forma y mantenerla firme y sujeta hasta esculpir y dar los toques y acabados finales a nuestro recogido.

➇ La guinda del pastel

Sólo si el recogido lo pide, Catalina recomienda optar por acabar el peinado con la colocación de tocados, tiara y/o adornos, que darán el toque final al magnífico trabajo.

En definitiva, peinar y recoger es un verdadero arte y nuestra experta en recogidos, Catalina Poza, nos recuerda que: “Siempre hay un recogido para cada ocasión y para cada mujer, el recogido siempre de moda, siempre ATEMPORAL”.

Ir arriba