2023 será el año de los revival en cortes y estilos

Los cortes que veremos en 2023 no difieren mucho a los de años anteriores, aunque sí hay variaciones. De nuevo, imponen su dominio el shaggy, el long layered, el pixie, el clavicut, el microbob o el mullet y el choppy bob, todos ellos presentes en las pasarelas estos últimos meses. Tanto David Lesur (David Künzle) como Ismael De Felipe, nos hablan de estos estilos y cómo combinarlos o llevarlos de la mejor manera posible.

Choppy y shaggy

Dos estilos de melena corta y capeada que resurgen con fuerza en 2023: “El corte chop y el shaggy estuvieron de moda y fueron tendencia durante los años noventa hasta hoy, en que regresan los cortes muy capeados. El chop ideal consistiría en un cabello largo por debajo de los hombros, muy capeado y desfilado sobre el contorno de la cara. El peinado genial sería liso, o también ondulado. En cuánto al shaggy, hace honor a lo que significa, básicamente revuelto, despeinado o enmarañado, un corte muy cool que sería la versión más corta del choppy, una media melena a la altura de la mandíbula o donde comienza el cuello. Queda muy bien en personas con el cabello fino y caras también delgadas o estrechas – nos explica David Lesur, director de formación de los salones David Künzle en Madrid.

Qué es el CORTE SHAG y a quién favorece

Long layered, Mullet y Clavicut

“El layered bob es un corte con capas y aspecto desestructurado inspirado en los años 30 y la estética Louise Brooks, que favorece mucho las caras finas y ovaladas, pero menos en las que son redondas o de cuello ancho. Su versión long será la que estará de moda este 2023, con el pelo un poco por debajo de los hombros y las capas, más largas” – nos cuenta Ismael De Felipe.

También veremos de nuevo los mullet y los clavicut, dos cortes sumamente versátiles y asimétricos para los que es importante partir con una buena melena con la que trabajar.

Pixie, Mixie y Bixie

El pixie y dos de sus versiones más a la última, el mixie y el bixie, continuarán siendo tendencia en 2023, un estilo de inspiración parisina que lo mismo vemos capeado, que rollo curly o despeinado:

“El pixie es camaleónico, es increíble su capacidad de adaptación, perfecto en todo tipo de caras aunque mucho mejor en mujeres con cuello largo y baja estatura, o de rostro redondo si se tiene volumen en la parte posterior” – nos cuenta David Lesur (Salones David Künzle).

Fácil de estilizar, también lo es de personalizar. Lesur aconseja adaptar siempre el pixie a nuestras facciones: “Si tenemos cara redonda, algo de volumen en la parte superior y algunos mechones delgados en la punta. Si es cuadrada, pelo alrededor de la mandíbula para suavizar esos ángulos. Y si es alargada, un flequillo más largo que minimice esa longitud”.

En cuánto al mixie, no deja de ser una evolución del pixie a partir de un corte tan atrevido y radical como es el mullet. O el bixie, otra evolución pero en este caso, del pelo corto de los años noventa, adaptable a todo tipo de texturas de cabellos y estilos, dependiendo siempre de las capas, largos y peinados que se hagan. En este caso, su mantenimiento es menor que en un pixie, pudiéndose espaciar algo más los cortes.

Ir arriba